¿Despedido injustamente? Reclama y haz valer tus derechos

Estos casos son más comunes de lo que imaginas. A diarios cientos de personas son despedidas injustamente por sus empleadores, alegando causas injustificadas para que este proceda y no indemnizarlos como dicta la ley.

En la mayoría de estos casos, los trabajadores por desconocimiento suelen aceptar este tipo de proceso y no proceden a reclamar lo que por derecho les pertenece, ya sea una indemnización justa o la readmisión al puesto de trabajo. No te dejes sorprender y conoce los aspectos importantes para saber si puedes o no proceder con un reclamo.

¿Fue justo tu despido?

Es necesario que evalúes si la empresa cuenta con las bases y pruebas para determinar si tu despido fue justo o no. En muchas ocasiones, las empresas acuden a esta medida, alegando causas no probables, solamente para sacar de su nómina a ciertos empleados por razones personales. Son en estos casos principalmente donde el empleado, debe asesorarse debidamente para hacer valer sus derechos. El código laboral y de la seguridad social está a la orden para garantizar que se cumpla la ley y se protejan a los trabajadores en casos de este tipo de abuso.

Básicamente se evaluara cada caso según el tipo de despido, el cual puede ser objetivo o improcedente.

Despido objetivo

Este aplica cuando la empresa o la parte contratante alega causas que justifiquen el despido como: llegar tarde al trabajo de forma reiterada, faltas injustificadas, incumplimiento de los deberes laborales, entre otras. En estos casos la empresa deberá justificar ante un juzgado que las razones expuestas son ciertas.

Despido improcedente

Como se mencionó anteriormente, la empresa deberá justificar ante un juzgado que las razones por la cual decidió despedir a su empleado son válidas. Sin embargo muchas veces estas causas no pueden ser probadas, por lo cual el despido es considerado improcedente, en estos casos la empresa deberá indemnizar al empleado según la ley.

Tipo de indemnizaciones

Las indemnizaciones variaran según cada caso, donde la empresa deberá cancelar un monto equivalente a 20, 33 o 45 días de trabajo por 12 hasta 48 mensualidades. También está la opción por parte del empleado de solicitar readmisión a la empresa, en caso de que esta se niegue, se verá obligada a pagar el máximo monto establecido por la ley en casos de despidos improcedentes. En algunos casos, la empresa y el empleado pueden llegar a un acuerdo mutuo, para terminar la relación laboral en buenos términos.

No formes parte de las personas que dejan vulnerar sus derechos. Todos tienen derecho a trabajar y gozar de un salario acorde a sus labores, siempre y cuando este sea igual o superior al salario mínimo establecido por la ley. Si eres una víctima más de estos casos, asesórate y pon a valer tus derechos por el bienestar de todos.

Fuente: reclamapormi.com

Deja un comentario