Datos sobre los Archivos STL

Las nuevas tecnologías han hecho posible el sueño de grandes pensadores que han ido más allá. En concreto debemos mencionar la evolución que han tenido las impresiones gracias a los nuevos lenguajes. Las siglas STL hacen referencia al “Standard Triangle Language”, este lenguaje forma un tipo de archivo informático de diseño asistido por computadora (CAD) que define con exactitud cada parte de la geometría de un objeto en 3D.

Cabe acotar que en el archivo no está incluida información como la textura, el color o propiedades físicas presentes en otros formatos CAD. En este caso vamos a mencionar los archivos STL disponibles en la página archivosstl.com, una gran página web que nos ofrece una gran variedad en archivos de este tipo.

Pero ¿Qué trae en si un archivo STL? Dentro de su estructura se encuentra la configuración que necesita la impresora 3D para tratar de convertir cada superficie del objeto (CAD) en una perfecta malla de triángulos, acercándose a la perfección de la geometría original. Un problema que pudiese surgir es que al aumentar los niveles de precisión el archivo crece en tamaño lo que se traduce en dificultad para manejarlo por la impresora. Lo ideal es llegar a un equilibrio entre la resolución y el peso del fichero en sí para que no ocurra ningún percance en la fabricación del objeto.

Para los formatos STL aprobados para la fabricación de objetos encontramos dos (2) tipos

  1. Estándar hacia afuera: Cada objeto o modelo en 3D se compone de vértices, facetas y líneas. Las facetas incluyen un vector de nombre “normal” que define la dirección exacta “hacia afuera” de un volumen. Todas las normales de un producto deben apuntar hacia el exterior para que no ocurra ninguna equivocación.
  2. Estanco: En este caso el fichero se compone de una única malla cerrada por completo, sin que se observen contornos abiertos o vértices de triangulo sin gastar.

Características más relevantes que encontramos en estos ficheros

  • El límite de peso total para el fichero no puede sobrepasar los 150mb.
  • Por cada pieza compuesta que se vaya a fabricar debe existir un archivo STL individual para cada componente.
  • El espesor mínimo para una correcta reproducción aditiva debe ser de 0,5mm.

Trabajar con objetos en formato 3D implica visualizarlos de manera tridimensional para plasmarlos en un medio de dos dimensiones, el monitor. EL software permite que pueda observar todos los ángulos del mismo con tan solo arrastrar el ratón.

Las impresoras 3D son el futuro de la humanidad ya que a través de ellas podremos construir desde objetos simples como figuras geométricas, radios, televisores, anillos, hasta partes del cuerpo. Este último punto se ha hecho posible gracias a la adaptación de las impresoras de este tipo para construir órganos del cuerpo humano como corazones, pulmones, huesos, entre otros.

Aunque está en la fase de estudio su futura aplicación significará un gran avance para la medicina actual. La fabricación aditiva promete mucho, hasta hace unos días se publicó un fichero industrial que incluía los planos de una casa completa fabricada con una impresora 3D.

Deja un comentario