Conoce un poco más del chocolate amargo

El chocolate amargo, también conocido como chocolate puro o chocolate negro es una de las variantes del chocolate más utilizadas a nivel de repostería o panadería, gracias a su característico color el cual resulta ideal para decoraciones, rellenos, glaseados etc.

El chocolate amargo es un dulce a base de cacao tostado, sin adicionarle lácteos, algunos se le añade algún tipo de edulcorantes, a otros no, sin embargo la principal característica que posee es que está compuesto por un 70% de cacao como mínimo, esta cantidad elevada es la que le otorga ese sabor amargo característico. Gracias a tazitastecafechocolate.es podemos traerte esta información sobre el chocolate amargo.

Características del chocolate amargo

Debido al alto porcentaje de cacao en su composición, resulta ser muy amargo para algunas personas.

Es el producto con más elaboraciones y uso en la pastelería, ya que se puede emplear para diversas recetas, rellenos, cubiertas y otras preparaciones.

Por lo general no se le agrega azúcar a su composición, lo que lo hace muy bajo en calorías, unos 20 gramos de chocolate amargo aporta aproximadamente 100 calorías al día.

Gracias a su gran contenido de cacao, es altamente rico en flavonoides, un antioxidante muy beneficioso para la salud, su contenido es incluso más alto que el que posee el té verde, te negro o el vino tinto.

Usos del chocolate amargo

En la panadería y pastelería tiene una gran variedad de usos, prácticamente cualquier preparación puede contener un poco de este delicioso producto. Es muy empleado a la hora de realizar decoraciones, un poco de chocolate amargo mezclado con azúcar y manteca se convierte en el betún perfecto para cualquier torta.

El chocolate amargo es el principal ingrediente en diversas recetas, mezclado con manteca, leche, azúcar, e incluso otros productos como frutas se convierte en un relleno perfecto.

Beneficios del chocolate amargo

Gracias a su alto contenido en flavonoides, resulta ser muy beneficioso para la salud, ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, retrasa el envejecimiento y es considerado un agente preventivo del cáncer.

Posee propiedades  antitusígenas, es decir, es ideal para aliviar cuadros de tos severos así como otras enfermedades respiratorias.

Es un excelente antidepresivo y antifóbico, gracias a que ayuda a elevar la serotonina, una sustancia que evoca un placer o tranquilidad lo que reduce los síntomas de depresión y fobias.

El chocolate amargo aporta un gran contenido de potasio, fosforo, magnesio y selenio. Cada uno de estos minerales son muy importantes para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, en especial el potasio que es un aliado ideal para controlar la presión arterial elevada.

El chocolate amargo pese a su sabor algo fuerte y poco dulce, bien preparado en té, infusión o comerlo directamente resulta ser muy beneficioso, además de ser un placer que no rompe la dieta, así que no habrá excusa para evitar consumir un poco de este.

Deja un comentario