Cómo se les paga a los asesores financieros

  1. Finanzas personales
  2. Planeación Patrimonial
  3. Cómo se les paga a los asesores financieros

Al elegir un asesor financiero, es útil entender cómo se le paga a su asesor porque los que viven de comisiones pueden tener objetivos diferentes a los de los asesores que trabajan con salario. Todas las personas en la industria de servicios financieros, que incluyen a los planificadores y asesores financieros, reciben su pago de una de las siguientes cuatro maneras:

Crédito: ©iStockphoto.com/Ridofranz

  • Sólo Comisión: Algunos asesores sólo reciben comisiones por vender productos de servicios financieros, tales como inversiones, bienes raíces, productos de seguros o préstamos. Algunos ejemplos incluyen asesores afiliados a compañías como State Farm, American Family y Edward Jones.
  • Comisión y honorarios: Un término comúnmente malentendido que se utiliza para describir este método de compensación está basado en el pago de honorarios. Los ejemplos incluyen representantes registrados de compañías como Ameriprise, AIG Financial Advisors, Wachovia y UBS. Los asesores de comisiones y honorarios pueden recibir una comisión por desarrollar un plan financiero para usted y luego recibir comisiones cuando le vendan productos de seguro e inversión recomendados en su plan financiero.
  • Salario más bonos: Muchas firmas de corretaje de descuento y bancos compensan a sus empleados con un salario base más incentivos por traer nuevas cuentas de clientes a la institución. Pueden recibir bonos sustancialmente más altos al recomendar o vender ciertos productos y servicios sobre otras opciones.
  • Sólo pago de honorarios: Los asesores financieros de pago ofrecen asesoramiento o gestión continua y no son representantes registrados de ninguna empresa de servicios financieros. Por lo general, son asesores de inversión registrados (RIA, por sus siglas en inglés) o empleados de este tipo de empresas que trabajan por cuenta propia. Uno de los beneficios de contratar asesores financieros que sólo cobran honorarios es que no tienen intereses financieros en las recomendaciones que le dan. Ellos recomiendan sólo lo que creen que es lo mejor para usted.

La forma más popular de compensación para los asesores y planificadores financieros personales es actualmente una combinación de comisiones y honorarios. Estos asesores financieros pueden estar afiliados a una gran firma de corretaje o compañía de seguros, o pueden ser representantes registrados ante un corredor-agente independiente. A menudo, la mayor parte de su compensación proviene de la venta de los productos que recomiendan. Sin embargo, también pueden proporcionar servicios de planificación financiera y asesoramiento por una tarifa por hora, tarifa fija o tarifa de retención por separado.

Los asesores financieros que sólo cobran honorarios cobran de tres maneras:

  • Cuota por hora: Usted paga por todo el tiempo que el asesor financiero trabaje en su caso o pase con usted. Multiplique el tiempo invertido por el cargo por hora del asesor, y eso es lo que cuesta su tarifa. Siempre averigüe el costo esperado y el costo máximo antes de comenzar a trabajar con un asesor que cobra por hora. Los precios basados en horas son los mejores para:Personas que necesitan asesoramiento específico sobre uno o varios temas financieros.hágalo usted mismo que sólo quiere la opinión de un profesional.
  • Cuota fija: Algunos asesores financieros ofrecen tarifas planas por un paquete de servicios. Los precios de tarifa plana son mejores para las personas que necesitan asesoramiento o servicios específicos y están dispuestas a apostar a que el acuerdo de tarifa plana no costará más de lo que les costaría si pagaran por hora.
  • Cargo por retención: Un honorario de retención a menudo se calcula sobre la base de un porcentaje de algún tipo, como el 1 por ciento de los activos que el asesor administra para usted, o algún porcentaje de su patrimonio neto o ingresos, o una mezcla de los dos. Los honorarios de retención también se calculan estimando la cantidad de tiempo necesario para prestar los servicios prometidos en función de la complejidad del caso y de las habilidades requeridas del asesor, durante el tiempo cubierto por el acuerdo de retención del asesor. Una cuota de retención es mejor para las personas que necesitan, quieren o pueden permitirse el lujo de transferir la responsabilidad de administrar sus asuntos financieros personales a un asesor financiero.

Deja un comentario