Cómo se hace el vino – Explicado

  1. Comida y Bebida
  2. Bebidas
  3. Vino
  4. Cómo se hace el vino

El vino es esencialmente una fruta líquida y fermentada. Después de que las uvas son recogidas de las vides de un viñedo y aplastadas, las levaduras (pequeños organismos unicelulares que existen naturalmente en los viñedos) entran en contacto con el azúcar en el jugo de las uvas y gradualmente convierten ese azúcar en alcohol. Las levaduras también producen dióxido de carbono, que se evapora en el aire.

La receta básica para convertir la fruta en vino es algo así:

  1. Se puede sustituir las frambuesas o cualquier otra fruta, pero el 99,9 por ciento de todo el vino del mundo está hecho de uva, porque son los mejores vinos.
  2. Ponga las uvas en un recipiente limpio que no gotee.
  3. Aplastar las uvas para liberar su jugo, una vez los pies realizaron este paso. Hoy en día, las máquinas se encargan de esta tarea.
  4. Espera.

El proceso de fermentación

Cuando las levaduras terminan de trabajar, su jugo de uva es vino. El azúcar que estaba en el jugo ya no está allí – el alcohol está presente en su lugar. (Cuanto más maduras y dulces sean las uvas, más alcohol tendrá el vino.) Este proceso se llama fermentación.

Quienes elaboran el vino pueden controlar el tipo de envase que utilizan para el proceso de fermentación (el acero inoxidable y el roble son los dos materiales principales), así como el tamaño del envase y la temperatura del jugo durante la fermentación, y cada una de estas opciones puede marcar una gran diferencia en el sabor del vino. Después de la fermentación, pueden elegir cuánto tiempo dejar madurar el vino y en qué tipo de recipiente. La fermentación puede durar tres días o tres meses, y el vino puede madurar durante un par de semanas o un par de años o cualquier otro período intermedio.

El sabor local del vino

Uno de los factores más importantes en la elaboración de un vino es la naturaleza de la materia prima, el zumo de uva. Además de que las uvas más maduras y dulces hacen un vino más alcohólico, diferentes variedades de uvas (Chardonnay, Cabernet Sauvignon, o Merlot, por ejemplo) hacen diferentes vinos.

El lugar donde crecen las uvas -el suelo y el clima de cada región vinícola, así como las tradiciones y los objetivos de las personas que cultivan las uvas y elaboran el vino- afecta a la naturaleza de las uvas maduras y al sabor del vino elaborado a partir de esas uvas. Es por eso que gran parte de la información que hay para aprender sobre el vino gira en torno a los países y las regiones donde se elabora el vino.

Conocer mucha información sobre el vino no es un requisito previo para disfrutar del vino. Pero la familiaridad con ciertos aspectos del vino puede hacer que la elección de los vinos sea mucho más fácil, mejorar su disfrute del vino, y aumentar su nivel de comodidad.

Deja un comentario