Car eWallet: el coche es también autónomo en los pagos

En el futuro seremos perezosos, muy perezosos. No vamos a conducir, y eso es un hecho. Además, ya puedes pagar desde hoy sin tener que poner tu billetera en la mano, pero usando tu teléfono móvil para Autogrill, lleno de gasolina y mucho más. Sin embargo, parece que esto no es suficiente.

Aquí es donde entra en juego Car eWallet, una iniciativa que ve a IBM junto con ZF y UBS en la creación de una plataforma de pagos digitales para automoción basada en la tecnología blockchain. El objetivo es realizar pagos por actividades y servicios relacionados con el uso de vehículos autónomos, en total seguridad y “sobre la marcha”.

¿Qué es blockchain?

Destacada con la llegada de Bitcoin, Blockchain es una base de datos que utiliza la tecnología peer-to-peer (sí, lo mismo que el famoso eMule, Napster o Torrent). En definitiva, simplificando el hueso, cada usuario puede acceder a la base de datos y transformarla en un bloque de red. Los nodos están enlazados por la cadena y de esta manera se crea un registro de transacciones que es virtualmente inexpugnable porque se comparte entre todos los usuarios. No se necesita un banco central o una entidad externa que garantice la transacción: para pasar, ésta debe ser aprobada por el 50%+1 de los nodos y la verificación abierta desplaza el “poder” de validación en manos de los usuarios. Todos lo tienen y nadie lo tiene, la transformación en realidad de una utopía.

El sistema es seguro ya que evita que la misma cantidad de moneda sea utilizada para compras duplicadas y la transacción no puede ser borrada o modificada.

El sistema es el mismo que el cifrado de moneda y le permite sincronizar la información de cada participante de la red, permitiendo el acceso sólo a los datos que el usuario tiene el derecho a y permitiendo pagos seguros en tiempo real sin necesidad de solicitudes a terceros para la transacción. El potencial es infinito: desde peajes y aparcamientos hasta futuras aplicaciones de coche compartido, pasando por el cobro a las columnas o los servicios de entrega de vehículos, ya que el sistema permite generar una llave única para desbloquear el maletero. Esto significa recargar el coche simplemente enchufándolo o entrando y saliendo del aparcamiento sin preocuparse por los billetes, las máquinas y el dinero en efectivo/tarjetas.

Entre los últimos socios que han subido a Car eWallet, por ejemplo, están APCOA y ChargePoint. Los dos proveedores de servicios anunciaron su colaboración en Frankfurt, ofreciendo el primero los servicios relacionados con el aparcamiento en 12 países europeos (sólo en Alemania 200.000 aparcamientos en 80 ciudades) y el segundo una red de recarga para vehículos eléctricos con más de 40.000 estaciones.

Deja un comentario