Bitcoin, el devorador de electricidad

No es la primera vez que se menciona Bitcoin en relación con el medio ambiente. A pesar de que es una moneda virtual – y por lo tanto aparentemente no responsable de los impactos sobre el ecosistema – varios estudios han demostrado que la fase minera es extremadamente impactante desde el punto de vista del consumo energético.

Los nuevos datos son proporcionados directamente por Power Compare, una plataforma británica que compara los precios de la energía: bien, el análisis muestra que el volumen total de electricidad necesaria para minar Bitcoin ha alcanzado niveles por encima del consumo energético de al menos 159 países de todo el mundo, entre ellos Irlanda, Islandia, Eslovenia y Serbia.

El consumo anual estimado de electricidad atribuible a Bitcoin es de aproximadamente 29,05 TWh (1.500 millones de dólares), equivalente al 0,13% de la demanda mundial de energía. En pocas palabras, es como si existiera un estado “Bitcoin” virtual que ocupa el puesto 61 en el ranking mundial en términos de consumo de electricidad. Y considerando el boom que está experimentando la cryptomoneta (hoy a $8,201.35), el impacto se espera que crezca: sólo en el último mes, el consumo de energía para la minería se ha incrementado en 29.98 puntos porcentuales. Para dar una idea, esta cifra podría superar pronto el suministro energético británico sólo en octubre.

Deja un comentario