4 comidas de Estados Unidos que debes probar

Los nombres son tan familiares como las marcas de la casa. Sin embargo, ¿cuánto sabe de estos platos? Basándose sólo en los nombres, con sus raíces en otros idiomas y otras culturas, cada plato suena como una importación. En cierto modo, lo son. Pero cada plato también se transformó y adaptó a su nuevo entorno, transformándose en algo exclusivamente americano.

Algunos se transformaron a través de la industrialización. Otros requirieron el ingenio de chefs dispuestos a romper con la tradición. Uno se adaptó, y sigue adaptándose, a la vertiginosa constelación de culturas que es Nueva Orleans. Permítanos explicarle y mostrarle.

Conoce más de la comida de Estados Unidos!

Espaguetis y albóndigas

Millones de inmigrantes empobrecidos del sur de Italia llegaron a Estados Unidos a finales del siglo XIX y principios del XX. Sus objetivos eran sencillos: ganar más dinero y mejorar su nivel de vida, e incluso enviar un poco de dinero a sus familias. Pero en el proceso, redefinieron algunos de los alimentos de la madre patria. Utilizaron su recién descubierto poder adquisitivo para llenar sus mesas con grandes platos llenos de ajo que los italianos nativos a menudo no reconocían – y rutinariamente ridiculizaban – pero que pronto se convertirían en los amados productos básicos de la cocina italoamericana. Platos como espaguetis y albóndigas.

Albóndigas

Tan pequeños como las pelotas de golf y a menudo servidos solos, los polpettes italianos son los pequeños precursores de las albóndigas gigantescas que se convertirían en sinónimo de la mesa italo-americana. Formadas con carne de vaca, ternera y/o cerdo, las albóndigas americanas abrazaron la generosidad de la nueva tierra de los inmigrantes. Eran una señal del éxito de los inmigrantes tanto como una señal de su apetito.

Salsa de carne

Temidos durante mucho tiempo como venenosos, los tomates no fueron un ingrediente regular en las salsas italianas hasta el siglo XIX, y los napolitanos no salsaron sus pastas hasta aproximadamente la década de 1830. Cuando los italianos llegaron a América, se basaron en una técnica para enriquecer sus sencillas marinaras. Cocinaban a fuego lento sus albóndigas en la salsa, que se convertía en un espeso remolino de puré de tomates, jugos de carne y más.

Añadiendo la pasta

Rara vez encontrados juntos en Italia, la combinación de espaguetis y albóndigas prácticamente se convirtió en la definición de la cocina italo-americana en los Estados Unidos. ¿Por qué los inmigrantes italianos empezaron a emparejar los dos? Los restaurantes desempeñaron un papel importante, ya que atendían a los comensales no italianos, incluyendo a aquellos acostumbrados a un plato con carne y almidón.

Fuente: Club de Turismo Digital

Deja un comentario